#BookVlog 1. Opiniones y definiciones

in #cervanteslast year

“LA REVOLUCIÓN EMPIEZA CUANDO ENTIENDES QUE LA ÚNICA OPINIÓN Y DEFINIFICIÓN QUE IMPORTA, ES LA QUE TIENES DE TI MISMO”

6bdba3057c8e22d328470b3d0bba6543.jpg

Está bonita la frase ¿Verdad? Es muy fácil leerla, pensar en que sí, suena muy bien, pero ¿Te la crees?

La mayoría de las personas tenemos un interés algo atrofiado por las opiniones de los demás, el hecho de “Pedir ayuda” no significa que debamos permitir que menosprecien o nos hagan sentir inseguros de lo que somos o hacemos.

Quiero enfocarme un poco en “El pedir” porque casi siempre el principal desespero que tenemos como sociedad o como personas es escuchar “Si, esto está bien” “Lo hiciste bien” “Deberías hacerlo más seguido” queremos escuchar eso porque nos sentimos orgullosos, pero tenemos la estúpida necesidad de que otros lo estén, que nos lo hagan saber y lo cierto es que no debemos pensar más de esa manera.

La opinión de otra persona no puede, ni debe cambiar el orgullo que sientes por las decisiones que tomas y lo que decides hacer, pero seguimos dándoles el poder de influenciar nuestra confianza, lo que hace que una opinión siga volviéndose una definición.

No digo que está mal querer escuchar esas cosas, porque soy consciente de lo bien que nos hacen sentir, de cuanto nos motivan, de cómo influyen de buena manera en nosotros, mi problema es con la necesidad de la aprobación de otras personas para saber que eres y haces cosas buenas.

Veámoslo desde este punto de vista:

Yo como mujer; si quisiera usar un bikini de esos que solo les quedan a las modelos o a las #tragaaire como suelo decirles y pido una opinión sé que hay personas que aunque no estén de acuerdo porque no son sus gustos me dirán “Se te ve bien” existen otros que fácilmente me dirían: “Pareces teibolera” ¡Atrévanse a negármelo! Que incluso a juego lo han escuchado.

Hay chicas a las que nos da igual lo que digan, que incluso nos causa gracia ese tipo de comentarios y nos hacemos las divinas al respecto, pero ¿Y las personas que no? ¿Qué pasa con las personas que aunque no lo demuestren se cohíben? ¿Esas personas no importan?

No soy feminista, no mal interpreten mi ejemplo, cuento esto porque más de una vez me ha pasado y ese tipo de comentarios no viene solo de hombres, también de nosotras mismas y eso es peor.

Si yo decido ponerme algo es porque me gusta ¿No? porque estoy a gusto conmigo, porque pienso que debemos valorar más que un cuerpo, pero esa persona ya me está haciendo creer todo lo contrario, me está metiendo inseguridades y definiéndome por una vestimenta.

“¡Ay, es solo un chiste, tampoco hay que ser tan intensa!”

¿Y tú sientes o te afectan las cosas igual que los demás?

Por otro lado, no sé si alguien a se siente identificado, pero esto es algo un poco más personal:

Durante la secundaria tuve todas las etiquetas sociales que se puedan imaginar, fui de mojigata hasta prostituta barata (Y siendo virgen, que es lo más estúpido) lo peor del caso es que esas etiquetas me las llegue a creer, tanto que terminaron definiéndome sin ser ciertas y era mi culpa, yo les di el poder a los demás de hacerme creer que todas esas estupideces que me decían por no tener amor propio me definían.

No somos lo que piensan o dicen de nosotros ¿Vale?

Y en gran parte, las opiniones y definiciones que más nos estresan son las de nuestros familiares, pareja y amigos, pero este tema les prometo que lo quiero tratar luego. Solo diré una cosa: Si las personas que tienes alrededor en lugar de darte una opinión te definen y mal, necesitas un cambio radical de tu entorno social.

Ahora, vamos a hablar de “El dar” y el por qué siento que es igual o más importante que el recibir en este aspecto:
Así como nos gusta pedir las opiniones, también nos la solicitan, pero jamás nos damos cuenta de que nuestras opiniones cumplen la misma función para la otra persona.

No somos santos, en algún momento juzgamos, criticamos e incluso sentimos envidia por otras personas aunque nuestra verdadera opinión esté detrás de una hipócrita sonrisa. Somos seres humanos, aunque nos equivoquemos esa no es la excusa a dar siempre, pero en algún momento se ha experimentado y lo mejor siempre es aprender a cambiar esa forma de pensar o actuar.

Lo único que si es cierto, es que No podemos juzgar a una persona sin conocerla bien, mucho menos tener una definición de alguien que apenas sabemos que existe.

¿A que han escuchado o leído eso un millón de veces? Es cierto, hasta que no lo vives no te das cuenta de que es totalmente cierto y les hago una lista:

• No porque un hombre no haya estudiado en un instituto privado o reconocido significa que sea menos inteligente que el resto.
• No porque una mujer trabaje en un bar significa que sea prostituta.
• No porque un hombre abandonara a su mujer significa que es una mala persona.
• No porque alguien haya tenido muchas parejas significa que es fácil.
• No porque alguien no sea bueno en algo significa que es bruto.
• No porque alguien sepa que es bueno en algo significa que es prepotente.
• No porque alguien tenga ideas diferentes a las tuyas es un rebelde.
• No porque alguien confíe en si mismo significa que es o se cree mejor que tú.

Así que antes de dar esa opinión, piensa en todas las posibilidades que existen de que en realidad definas a la persona en frente de ti. No hablo de cuidar los sentimientos de los demás, no hablo de ser amable, hablo de ser razonables en cuanto a lo que pensamos, decimos y queremos escuchar, porque cada quien es responsable de las opiniones que permite que le afecten y las que no.

Hay un filtro en nuestra mente que procesa lo que pensamos antes de decirlo, úsalo, porque para algo lo tienes. Debemos ser acreditadores de buenas energías para poder recibirlas, por muy cursi que suene.

Y si esa chica con el bikini pequeño te pregunta si se ve bien, la respuesta no es “Pareces fácil” creo que una realmente buena sería “¿Te sientes cómoda?” Se responderá así misma y valga la redundancia, su respuesta será la opinión que necesitaba.

Hay mucha diferencia ¿Cierto? Se siente mejor incluso leerla, por esa misma razón, porque la opinión importa, pero solo la que se tenga de uno mismo, no con la que otros intenten definirte.

Habrá quien no comparta mi opinión y lo respeto, habrá a quien la consciencia se le remueva al leer esto.

Ojalá les agrade mi post.

Sort:  

excelente publicación