En Gratitud por la enfermería

Cada 12 de mayo la comunidad médica rinde tributo a una de las profesiones más nobles, interesantes e indispensables para la salud humana. Bien lo dice la enfermera que sirvió por dos décadas en Toronto, Tilda Shalof: “Un hospital o clínica nunca será seguro para los pacientes, si no es seguro para las enfermeras, si no pueden alzar su voz, cuidar de los enfermos y usar sus conocimientos, habilidades y destrezas”


Estamos en tiempo de la pandemia, y desafortunadamente en todos los rincones del planeta, la labor humanitaria de la enfermería ha tenido que gritar y protestar, por la carencia de recursos y elementos básicos-necesarios. Quienes hemos estado en un hospital o clínica, sabemos que la labor más sucia, la ejecutan enfermeros y enfermeras; sin embargo, acordémonos de las palabras de la voz de todos los tiempos en la enfermería -Florence Nightingale- “Le debo mi éxito a esto: nunca dí, ni acepte una excusa, para no hacer mi labor”


¡Gracias, enhorabuena a todos y todas las enfermeras que cuidan de nuestros enfermos!