Taller de poesía Gaya Ciencia. Sesión N°4: "Atizando mis recuerdos"

Para esta última sesión del Taller de poesía de Gaya Ciencia, he tomado prestado el tema de @charjaim, de acuerdo con las instrucciones emitidas por la profesora Adriana Cabrera (@adncabrera). Me ha llamado la atención que esta participante aborda uno de los tópicos recurrentes en mis pensamientos: la madre; en este caso, para ser más preciso, la madre ausente. Cuando leí sus poemas, en seguida los recuerdos se aglutinaron en mi memoria, porque a trece años de su partida hacia el paraíso, su voz, sus caricias, sus reproches, persisten en cada paso de mi vida.

Para escribir mi ejercicio poético, recurrí a su bendita imagen en el patio de la casa, donde vivieron sus nueve hijos y pasaron un sinnúmero de nietos, pegada al fogón que jamás quiso abandonar, aun cuando dentro de la vivienda tenía una cómoda cocina a gas. “Las arepas no quedan nunca igual”, sentenciaba impasible si le preguntaban por qué no las hacía allá adentro. Los versos son recuerdos que intentan atrapar la esencia de un amor que ya no está y la firmeza de un carácter indoblegable que así se mantuvo hasta el final de sus días. Desde mi perspectiva, este último rasgo de su personalidad la define casi en su totalidad. Sólo así pudo salir adelante con nueve vástagos que jamás se descarriaron.

Espero haber cumplido con las coordenadas dictadas por este Taller y que la lectura sea agradable para todos quienes se acerquen a esta publicación. Gracias…

image.png
Fuente

Atizando mis recuerdos

Traje el humo legendario de tu empecinamiento
para espantar zumbidos
que atormentan las noches.

Traje un crepitar de leños
para la hora en que tus manos
palpitan con el ritmo
de nuestros corazones.

Traje el humo ancestral de tus labios
con aromas arcaicos
sembrados en el alma,
con testigos de cenizas
convertidos en piedras,
con silencios de fuego
custodiando rincones.

image.png
Fuente

Sort:  

Muy hermoso. Me contenta que mi tema poético haya inspirado tu creación de manera tan precisa para cumplir con la tarea encomendada.
"Los versos son recuerdos que intentan atrapar la esencia de un amor que ya no está" También la prosa es hermosa.
Saludos cordiales.

Saludos... Fue un honor para mí.

Me gusta la poesía, Refresca el alma.

Me alegra mucho que le guste y que, además me lo haga saber con su comentario... Se le agradece profundamente.

Traje el humo ancestral de tus labios
con aromas arcaicos
sembrados en el alma,
con testigos de cenizas
convertidos en piedras,
con silencios de fuego
custodiando rincones.

@cruzamilcar63, con esta estrofa construiste un broche hermoso. Es un cierre muy elegante. La figura de la enumeración es una de mis favoritas porque reta al autor a representar de manera subyacente un criterio que debe ser reconstruido por el lector y, para logar que funcione como debe ser, hay que manejar la habilidad de la exactitud. Creo que lo consigues. Solo señalaría que los adjetivos ancestral y arcaico, aunque son hermosos, tienen similares sentidos y están en posición muy cercana.
Todo el poema, de hecho, es una muestra de ejercicio de la exactitud, pues retratas a tu madre en unos pocos rasgos y la haces presente en la imagen olfativa del humo.
Tomaste el tema del poema de @charjaim y lo reposicionaste en tu propio universo con todo éxito, ergo, le debes una cerveza a @charjaim.
Gracias por permitirme leer tu texto.
Ha sido maravilloso conocer tu escritura.

Gracias por tus comentarios, como siempre, acertados dentro de la forma y el contenido. En verdad quise resaltar a mi madre rodeada del humo de su tabaco -a ella no le gustaba que los desconocidos la vieran fumándolo-, por eso solo lo sugiero, y el humo de su fogón. Fue un placer participar en su taller. Muchas gracias.