Tu palabra por la vida/por @rosita1

Saludos a toda la gran familia de la comunidad #venezolanossteem y a sus pilotos las amigas @marcybetancourt y @solperez,por el apoyo siempre brindado, en esta oportunidad a nuestro gran amigo @acostacazorla por tan emotivo concurso,más que emotivo yo le diría que de conciencia.

A un año y un mes de la pandemia que azota al mundo entero Covid19, hemos tratado de aprender a vivir con ciertas limitaciones las cuales no estamos acostumbrados. El tener que vivir con sistemas de bioseguridad, el uso del tapa bocas, regirnos por un horario al cual no estamos acostumbrados a sido difícil, hemos ido aprendiendo a adaptarnos con quejas, enojos,en fin con sentimientos encontrados que nos hacen cambiar de humor constantemente.

Pero hay algo que es muy cierto. ( Hasta que no le pase a un familiar nuestro, no tomas conciencia de la gravedad de la enfermedad).

A mi en lo particular me ha tocado muy de cerca,como les he dicho anteriormente mi hijo mayor murió de covid19 en Colombia, un muchacho lleno de ilusiones por cumplir,pero contra la voluntad de Dios nadie puede.

Me tocó viajar en medio de la pandemia a buscarlo,con la esperanza de traerlo de regreso a su Venezuela amada.Fueron días enteros viajando sin comer, sin dormir, mojando solo mis labios con un poco de agua para no deshidratarme, conociendo y confiando en gente que me ayudaran a llegar hasta él.

Fue duro el camino y después que mi hijo tenía dos días de muerto pude llegar a su encuentro,le pido perdón todo los días por no haber podido llegar a tiempo, tengo que aprender a vivir con la culpa de llegar tarde, que tal vez si hubiese caminado por las trochas mas rápido, lo hubiese encontrado vivo.

Es difícil aceptar lo inaceptable, pero me pregunto: por qué a mi¿ por qué a mi hijo¿ y pido perdón a Dios por perder la fé y por mi debilidad. Siento que soy una mujer bendecida por Dios,porque hay tantas madres que han perdido a sus hijos a causa de esta pandemia, unas aquí en Venezuela otras en otros países y aún no saben nada de ellos.

En nombre de todos esos jóvenes, niños, adultos quiero levantar mi voz para decirles: Cuidémonos, el covid19 no conoce de razas, de edades y mucho menos de status sociales, es muy triste ver partir a un familiar solo, si nadie a su lado, encerrado en una habitación incomunicado y que se va consumiendo poco a poco.

No hay dolor más grande que la pérdida de un ser querido y en mi caso un hijo, gracias a Dios lo pude regresara su Venezuela, en cenizas pero me lo pude traer, por eso soy muy bendecida por Dios. Ojalá y mis palabras de reflexión los ayude a entender un poco lo que se sufre a causa del covid19,te lo pido: POR FAVOR QUEDATE EN CASA.

IMG_20210404_064722.jpg

La foto es de mi autoría,realizada por mi tablet canaima.

Sort:  

El sufrimiento toca la puerta, entra y golpea, duro, duro, en lo más profundo.
Pandemia y peregrinaje han sido la constante de estos tiempos.
Todos moriremos algún día, nunca quisiéramos ver partir a los mas jóvenes primero, pero las cosas pasan a su modo y a su tiempo, en un aparente caos, pero que tiene sus leyes, sus principios, increíblemente sabios.
Sólo el tiempo, aunque no trae el olvido, nos da la calma para llorar por dentro.
Este reto es una forma de traer calma y paz a todos en un momento tan difícil, compartiendo nuestro dolor, fortaleza y cariño con otros.
Saludos @rosita, tratemos de ser cada vez mejores como gran homenaje nuestros peregrinos del alma.