LO MAS TÉTRICO DEL AMOR: Capítulo 5.

in Cervanteslast year (edited)

Enfrentamientos

WhatsApp Image 2020-03-04 at 7.18.23 PM.jpeg

Formulé tantas preguntas en esa fracción de segundo que empecé a marearme; Pudo ser el tequila, o probablemente eran mis nauseas por la decepción y el asco que me daba ver esa escena, todo se estaba volviendo borroso y pesado. Se la estaba cogiendo en el baño y específicamente yo tenía que ver esa escena, maldición.

De todas las probabilidades del mundo ¿Era yo quien tenía que entrar al baño justamente?

Puse las manos en mis sienes intentando disminuir el dolor, pero solo aumentaba cada vez más.

—¿Me extrañaste? —Carlos venía dando largos pasos con un vaso lleno de un líquido transparente.

—¿Esto es agua o vodka? —Dije mientras le quitaba el vaso de las manos.

—Agua. —Afirmó. —¿Te sientes bien?

—No, por favor llévame a casa. —Dije exaltada mirando la puerta del baño.

—Sofía ¿Qué pasa? —Preguntó, pero sin esperar respuesta se adentró en el baño. Fui detrás de él y le tomé el brazo.

—Vámonos. —Supliqué.

Andrés estaba parado con la chica recostada de los lavamanos.

Carlos y él se miraron con furia, como si estuvieran a punto de tener un enfrentamiento, uno que probablemente terminase en sangre. La zorra giró a verme y el repudio en su mirada pudo hacerme saber que me despreciaba.

—Que cinismo. —Exclamó Carlos mirando la mano de Andrés cerrarse en un puño.

—Cinismo el de ustedes al aparecerse juntos en este lugar ¿No te da verguenza andar con él luego de dormir conmigo anoche? —Soltó Andrés en mi dirección.

Imbecil.

—Verguenza me daría dejar que me cojas en un lugar público tan fácilmente, porque vamos, aceptémoslo, no cuestas mucho ¿Verdad, querida?. —Y fue la indirecta más directa que pude haber lanzado. La zorra lo pescó de inmediato.

—A mi no me dejaron por alguien mejor, maldita perra. —Gritó.

Algo en ese tono hizo que mi sangre comenzara a hervir y toda la furia, angustia y rabia que había contenido durante el día explotó. Sin pensarlo me abalancé sobre ella con fuerza y enterré las uñas en su cabello mientras la escuchaba gritar.

No podía controlar lo que sentía, quería hacerle daño, que gritara, que la muy hija de su madre tuviera su merecido. La adrenalina me estaba consumiendo pero me sentía muy bien, Dios, claro que sí.

Ella intentó soltar mi agarre pero fue inútil, poco a poco la llevé hasta el piso y quise con todas mis fuerzas desquitar mi rabia con ella, pero me detuve.

—¡Sofía! —Gritaron los dos al mismo tiempo.

Halé tan fuerte su cabello que una extensión quedó entre mis dedos. Carlos me sujetó de la cintura, mientras que Andrés la ayudaba a pararse, percatando que no tuviera algún tipo de herida en la cabeza. Miré la extensión entre mis dedos y sonreí.

No soy una persona violenta, en ningún momento hubiera querido hacerle daño, pero cuando un impulso ataca es imposible controlarlo. Yo no tenía nada en contra de ella, sin embargo, se encargó de volver el asunto muy personal.

—No tienes la maldita moral para llamarme zorra, si eres tú quien le quitó el novio a otra, pero ¿sabes qué? Me hiciste el mejor favor del mundo. —Sonreí hipócritamente. —Me enteraré cuando haga lo mismo contigo.

Caminé hacia la puerta y tiré el bulto de cabello al suelo antes de salir. Carlos no me siguió, probablemente tendría el enfrentamiento que tanto quería con Andrés y no me importaba, sentía la peor humillación del mundo correr por mi cuerpo.

WhatsApp Image 2020-03-04 at 7.18.24 PM.jpeg

Diego estaba afuera del club recostado de un auto con el celular en las manos. No me percaté de que fueron pocos minutos los que transcurrieron en este tiempo, pero muchísimas cosas en ellos. Me acerqué a él con cautela y lentamente levantó la mirada hacia mí sonriendo.

WhatsApp Image 2020-03-04 at 7.18.25 PM.jpeg

—Hola. —Dijo con una sonrisa esplendida. —¿De nuevo necesitas que alguien te escolte a la pista?
Me mordí el labio para no sonreír como una estúpida.

—En realidad no, solo quería salir de ese lugar y de todo el ajetreo. —Llevé mis manos a mi frente, el dolor estaba volviendo.

—Pues ya me iba, estaba esperando a un amigo pero todo esto tiene pinta de que otra vez, me dejaron solo como un tonto. —Dijo señalando la camioneta detrás de él. —Puedo llevarte a casa, si quieres.

Era una Toyota Merú plateada perfectamente cuidada.

Alguien detrás de mí hizo un extraño sonido con la garganta y giré para encontrarme con Carlos, parado detrás de mí con los brazos cruzados y el ceño fruncido.

—Hora de irnos. —Dijo con malas ganas.

—¿Qué sucedió allá adentro? —Pregunté preocupada y no sabía por qué.

—Si piensas que lo golpeé, no fue así. —El alivio recorrió mi cara. —Pero tú si le diste un fuerte jalón a esa perra.

—Se lo merecía.

—Unos amigos están invitándonos a otra fiesta, pero me imagino que estas cansada y qué prefieres ir a casa.

—Yo puedo llevarla a casa. —Intervino Diego poniéndose de pié. —Digo, creo que ya está muy cansada de hacer el papel de acompañante.

—Por supuesto que no. —Gritó y sentí que mi cuerpo se encogía ante la grave voz de aquel hombre.
—Ella no te pertenece.

—Metete en tus asuntos. —Le advirtió y yo temí por aquel chico.

—Si tanto quieres ir con tus amigos, hazlo. —Dije temerosa. —Puedo irme con Diego. —Me sorprendí al ver lo decidida que estaba para dejar que un completo extraño me llevara a casa, y lo cierto es que estaba en frente de dos completos extraños y ambos planeaban llevarme a casa esa noche.

—Viniste conmigo, así que te irás conmigo. —Dijo mirando de reojo a Diego. —Quieras o no, Sofía.

Una parte de mi quería protestar porque en toda la noche no hizo más que ignorarme y ahora sí tenía toda su atención, pero era cierto, Diego era un completo desconocido, aunque Carlos también. Sin embargo, una pequeña parte de mí prefería irse con Diego que estar en un lugar muy pequeño y oscuro a solas con él.

—Está bien. —Cedí.

—Te espero en el auto. —Ordenó mientras se dirigía a la todo terreno aparcada también en la calle.

Me giré hacia Diego con verguenza, fue muy grosera la actitud de Carlos con él, solo pretendía ser amable.

—¿Segura que quieres irte con él? —Preguntó señalándolo. —Tengo miedo por ti, siendo sincero, me da mala espina ese imbecil.

—Sí, es tarde y cualquier regaño que reciba no será tan fuerte si mis tíos me ven llegar con él. —Dije con los ojos en blanco.

—Fue bueno verte esta noche. —Tomó mi mano y la presionó suavemente.

—Lo fue. — En verdad lo fue —Nos vemos.

—Ten cuidado. —Dijo y esas dos palabras rebotaron en mi mente por un buen rato.

Subí a la camioneta y en el retrovisor localicé a los guardaespaldas de Carlos y a Alhan del otro lado. Mire por la ventana y Diego me miraba fijamente aunque los vidrios estuvieran ahumados, un escalofrío recorrió mi espalda por pensar cualquier cosa y una oleada de recuerdos llegó a mi mente. Andrés, la zorra... Carlos.

—¿Quién era ese imbécil? —Preguntó con voz ronca, sentía la frustración en su voz y la forma en la que apretaba el volante decía todo y más.

—No es tu asunto. —Gruñí.

—No me gusta. —Su mandíbula se tensó.

—¿Y desde cuando te tiene que gustar a quien yo conozca o qué?

—Puedo dar mi opinión ¿no?

—No me gustó para nada lo que hiciste hoy, si me ibas a dejar como un accesorio en la mesa, prefiero haberme quedado en casa. —Solté esperando que le doliera, pero sé quedó en silencio. —Tus escoltas me perturban.

—Son necesarios tanto para mí, como para ti.

—Tengo mi propio escolta, tú no puedes llegar de un día para otro a hacer lo que te dé la gana. —Grité.

—Sofía, si te ven conmigo estas en la mira de cualquier que me quiera hacer daño o a mi familia. Los escoltas también son para ti —Dijo con fastidio, como si estuviera hablando tonterías.

—Tú no eres quien para decidir sobre mi seguridad, cuando mucho sé cómo te llamas. Es más, después de hoy no quiero saber más de ti—Protesté.

—No quiero que un día me vengan con la noticia de que estas secuestrada o muerta, estás involucrada conmigo y ahora debes acatar la protección que te proporciono, porque serás mi responsabilidad. —Aclaró.

⤞.⫷⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⩫⫸.⤝

Mis redes sociales:

Instagram: https://www.instagram.com/soyfransheska/?hl=es-la

Wattpad: https://www.wattpad.com/user/FransheskaMillan

Y antes de que te vayas, recuerda seguirme para mas contenido y puedas continuar esta historia conmigo. ¡Todos los días, aquí tendrás un capítulo!

WhatsApp Image 2020-02-28 at 7.35.43 PM.jpeg