Creating Stories Week #7 "La gata en prisión" por: @edmundocente

image.png

Edmundo Centeno

La gata en prisión.

**_


Lily era un pequeña gatita de una gran casa a las afueras de ciudad steeem.
Lilly tenia 4 hermanos, Horacio, Rowena, zaimon y remi.
Lily era la menor, era de un carácter rebelde y testaruda, pero de una belleza y una habilidad y un poder de convencimiento que sobresalía sobre su rebeldía.
La casa donde vivían los hermanos era de una familia de panaderos por lo que los gatos crecieron con la afición por el pan y que con el tiempo les fue creciendo.
El negocio iba prosperando hasta que cierto tiempo hubo una gran escasez de harina por la cual los panaderos tenían que salir constantemente fuera de la ciudad para traer los materiales para continuar con su negocio y que ciertamente fue limitando la producción diaria de pan.
Con esto los dueños del hogar fueron buscando otros alimentos para darle de comer a los cinco gatos hermanos.
Horacio, Rowena, zaimon y remi se acostumbraron a estos nuevos alimentos y fueron dejando su afán de comer pan, pero Lily no, su gran afinidad por el pan no le permitía comer otra cosa sus hermanos le fueron diciendo que esto era temporal y que mientras tanto comiera el resto de los alimentos que eran igual de deliciosos como el pan, Lily al ser rebelde y testaruda no le hacia caso a sus hermanos y esto generaba constantemente discusiones entre ellos.
Lily no cesaba su ganas de comer pan y por las noches entraba a la cocina y se comía los panes que los panaderos contaban para su venta al otro día, estas acciones de parte de Lily fueron continuando al punto que los panaderos tenían poco para su venta. Los gatos empezaban a sospechar que Lily era la causante de ese problema, por lo que una noche decidieron hacer una ronda por la cocina y encontraron a Lily comiéndose los panes de producción por lo que generó una fuerte discusión entre los hermanos.
Al otro dia, los panaderos ya cansados de que sus panes siguieran desapareciendo, amenazaron a los gatos con darlos en adopción a otras personas. Los gatos alarmados con esta medida de presión decidieron hablar seriamente con Lily de que ya era suficiente de lo que estaba haciendo y que ya definitivamente debería dejar de una vez por todas su vicio por el pan, Lily de testaruda no aceptó, por lo que el resto de los gatos hermanos decidieron encerrar a lily en una pequeña jaula que ellos construyeron hasta que Lily aprendiera la lección.