Semana #16"/Amenaza de meteoritos por @soyarcalderonsteemCreated with Sketch.

in WORLD OF XPILARlast month (edited)
!Saludos, familia! Grato honor ser parte este maravilloso concurso que nos ofrecen los grandes @adeljose y @xpilar. Invito a los "buenas vibras" de @jcolibri, @mahuay, @mini80 y @graceleon para que se animen a concursar.

La caída de Felgur

WhatsApp Image 2021-05-12 at 3.27.33 PM.jpeg

A Felgur, el planeta gigante de la constelación 4444, no lo destruyó enemigo habido o peleas internas entre sus señores de palacios, oro y poder; tampoco fue la traición común entre las nobles castas de otras galaxias y constelaciones esparcidas a lo extenso del universo, pues los Felgurianos fueron siempre leales a su planeta y arraigados a sus nativos ambientes naturales.

Al planeta lo que le llevó a su fin fue una lluvia de meteoros, aunque solo uno sería el que lo acabase sin piedad y a su vez, sin ningún tipo de placer o venganza.

La última vez que Felgur, pequeño planeta de color dorado, recibió la cálida luz de su estrella madre, Lumitamia, ninguno de sus Reyes, Generales o Nobles, predigo lo que saldría de la boca de Zancil, el vórtice obscuro que a pocas distancias planetarias, se mantenía a margen y sin afectar la traslación o rotación del pequeño dorado.

Bien sabían los Felgurianos que así como ellos mismos atravesaban el torvo vórtice para sus cientos de campañas, llevadas a cabo por decenas de dinastías con fines expandir el imperio por el universo, de esa misma forma podía ser atravesado a la inversa por legiones enemigas en busca de venganza o de poder.

Cinco fueron los reyes que previeron los males que podía causarle Zancil a Felgur y aun así, ninguno acertó a que fuese un meteoro el que sumiera a trizas el dorado planeta. Por ello fueron construidas en las cimas de Calkin y Zentrom, lunas cercanas a los márgenes del colosal vórtice, los almenados fuertes de Oerin y Aerum, para proteger cualquier posible amenaza que saliera de aquel hoyo de gusano gigante.

Pero la lluvia de meteoros que salió de las entrañas de Zancil, arrasó con ambos fuertes y Felgur quedó desprovisto de defensas militares que hubiesen destruido aquel único meteoro que debido a místicas fuerzas del universo, atravesó sin oposición al planeta hasta su corazón.

Seria Adris, hijo de Letris, último Rey de Urus, planeta de la constelación 5155, destruido hacia 148 eclipses atrás por el ejército de Felgur, quien además de ser el único sobreviviente de aquel genocidio, viese a lo lejos, desde su capsula exploradora, la primer y ultima agonía vivida por los Felgurianos, pues dijo en Eras después a las constelaciones lejanas y ya siendo un anciano, que un solo meteoro atravesó el dorado planeta, cuatro atronadoras explosiones se oyeron y seis destellos de luz fue lo último en verse, antes de que la claridad del estallido lo cegara todo:

—A Felgur no lo destruyo ejército o traición —dijo Adris—, el planeta pereció porque el Universo así lo decidió.

Sort:  

Saludos amiga @soyarcalderon

Interesante relato, donde a través de testimonios de sobrevivientes pudieron determinar que Felgur fue destrozada por una lluvia de meteoritos, dejando a un lado las sospechas sobre sus enemigos.

Gracias por su entrada al concurso.

Participante #31

#affable