Liberación de Venezuela… ¿en el congelador?

in #spanih2 years ago (edited)

A mediados del mes de mayo de 2019, el presidente de los Estados Unidos Donald Trump aseguraba que iban a pasar muchas cosas en Venezuela, a partir de las siguientes semanas.

Ha pasado un mes, y por el contrario, pareciera que el discurso, en principio, directo y desafiante de Trump, quien llegó a hablar, inclusive, de intervención militar, si era necesario, para deponer la dictadura de Nicolás Maduro, se ha venido desinflando, para sorpresa y desesperanza de muchos venezolanos.



fuente

Para completar, algunos personeros del gobierno de Trump, en los últimos días han criticado la unidad de la oposición venezolana, dentro de la cual, ciertamente algunos apuestan por una solución pacífica, a través de la mediación y la reconciliación con el oficialismo. Otros en cambio, reclaman la salida del dictador en forma inmediata.

Es así como, luego del intento de negociación en Noruega, ahora, Suecia anuncia este viernes que está organizando una reunión en Estocolmo, con algunos actores internacionales para promover una solución pacífica, política y democrática para el conflicto venezolano.



fuente

Mientras que EEUU parece haber metido el caso de Venezuela en el congelador, al menos en los términos en que lo había manejado al comienzo, la diplomacia mundial parece empecinada en tratar de resolver el caso venezolano mediante visitas, mediación y dialogo.

Sin duda que el Régimen de Maduro, hasta ahora, ha sabido manejar muy bien sus cartas, y sus asesores no están dispuestos a permitir que el dictador entregue el poder tan fácilmente. Una derrota por la vía electoral sería ganancia suprema para la gente del oficialismo, muchos de los cuales tienen deudas pendientes con la justicia, pues la salida sería por la vía democrática y no por la vía violenta, lo cual les aseguraría una permanencia tranquila dentro de Venezuela.



fuente

El panorama sigue siendo muy difícil para los venezolanos; para la oposición, para los negociadores, ¿incluso para EEUU? ¿Qué pasó? ¿Qué ha impedido a Trump actuar? ¿A que apuesta? ¿Espera que se agoten todas las instancias diplomáticas nacionales e internacionales para lograr el objetivo sin costo alguno? ¿Tendrá algo que ver la injerencia de Rusia y China en el tema? ¿Cuánto tiempo más tiene Trump para ganarse la gloria y su futura reelección con la liberación de Venezuela?

Demasiadas preguntas sin respuesta. Mientras la diatriba sigue, también continúan las penurias de los venezolanos, tratando de sobrevivir frente a una inflación sin precedentes, una economía dolarizada por los cuatro costados, falta de medicinas y servicios de electricidad, agua, teléfono y gas funcionando con grandes fallas.



fuente

A esto se suma el problema de suministro de gasolina, la corrupción a todos los niveles y los altos índices de violencia que se están viendo en el país, especialmente en las zonas fronterizas.


En respuesta, sigue creciendo la cifra de venezolanos dispuestos a abandonar el país. Algunos solo esperan la culminación del año escolar para hacer sus maletas e irse a buscar la vida en otros pueblos hermanos.

Ya pasan de los 4 millones de compatriotas que lo han hecho, y lo seguirán haciendo en forma masiva, porque al venezolano solo le ha quedado la capacidad de decidir, si continua sobreviviendo a la esperanza de que antes de fin de año pase algo extraordinario que saque a Maduro del poder, o huir del conflicto, de la persecución y la pobreza que lo tiene azotado.



fuente

Lo triste es que muchos de ellos son hombres y mujeres profesionales, gente capacitada en artes y oficios, que de quedarse haciendo su vida en otras latitudes, Venezuela pierde además, un recurso humano de incalculable valor para su recuperación. Nada más y nada menos.

Por eso, y por ahora, pareciera, que el caso de Venezuela está en el congelador.
Ojalá no por mucho tiempo!