UN REY

in #spanish3 years ago
En medio de una suave ventisca en un frío día de otoño, treinta y dos huevos eclosionaban de forma lenta causando leves sonidos a medida que los cascarones se iban abriendo, uno a uno fueron a abandonando el nido, pequeñas criaturas escurridizas que se adentraban en lo profundo de la llanura, hasta que sólo quedo un huevo, un perfecto huevo blanco perteneciente al rey de las serpientes, una cobra real.

10_f7a29bb01012101713fce8d94ce63505.jpg

http://www.zoonar.de/photo/drohende-kobra-illustration_1429127.html
Fuente

Una cortina de neblina cubrió por completo la llanura intentando cubrir el nacimiento de esa pequeña criatura nacida de oscuridad. Al abandonar el cascaron por completo, tuvo la necesidad de buscar la superficie, estaba sepultado bajo una montaña de cascarones vacíos, estaba desconcertado, después de todo acababa de nacer, pero al contrario de muchas criaturas, él había nacido con las armas para sobrevivir y sería guiado por sus instintos, él era el depredador perfecto.

El sonido de las hojas secas al romperse anunciaba su transitar, pronto entendería que el sigilo era una de sus principales armas. Tras recorrer un amplio pedazo de tierra colmado de incesantes vibraciones y olores, al fin pudo detenerse, pero no porque quisiera, ante él un acto incomprendido y aunque en medio de su insipiente sordera pudo sentir el sonido tocar y atravesar toda su longitud. Eran dos seres de su misma condición y a pesar de que su instinto le obligaba alejarse, puesto su propio cuerpo le anunciaba el peligro se mantuvo quieto, observando, parecían danzar mientras entrelazaban sus cuerpos, se alzaban y abrían sus capuchas a modo de reconocimiento, había sentido el atrayente llamado de la hembra y se había quedado conmocionado.

Haciendo acopio de su instinto se alejó, el peligro era inminente, ellos podrían devorar al depredador perfecto que señalaba su naturaleza y terminar con lo que apenas había empezado a ser.

El sonido que hizo vibrar su piel era algo que necesita volver a sentir, era encantador, y con esa sensación supo aquello que lo había llevado a ver la superficie, encontrar ese encantador llamado, esa música atrayente.

La oscuridad abandonaba la superficie como una tela que se replegaba llegado el astro rey mostrándose implacable, brindándoles a todos un mundo distinto con su nacimiento, no pudo evitar ver las nubes blancas tomar distintos colores, dorado, violeta y rosado cayendo en tonalidad o aumentando en sí mismo.

Sus instintos le indicaron el momento de alimentarse, su primer alimento sería un roedor, lo había sentido acercase todo el tiempo y antes de que el roedor lo previera estaba siendo privado de libertad, no lo había expuesto a su veneno, sentía el corazón de su presa resonar e incitarlo a terminar con su vida, pero antes tenía un trato que ofrecer.

_ Sí respondes a mi pregunta con lo que quiero saber, te dejare vivir._ ofreció la cobra real desbordando malicia y picardía.

El pequeño roedor sentía su corazón latir haciendo que cada extremidad de su cuerpo temblara, estaba atrapado y aun sabiéndose perdido sentía la necesidad de escapar, los ojos sin movimiento de su enemigo lo miraban con intensidad.

_ ¿Cómo encuentro el llamado de la hembra?_

Al no recibir respuesta devoro entera su presa, buscaría, preguntaría y devoraría hasta recibir una respuesta.
Con cada año que transcurría se hacía más imponente, más letal y perfecto, no había otro como él en la llanura, había pasado años desde su nacimiento y su edad madura había llegado, ansiaba con mayor envergadura escuchar el llamado, seguía con su continua búsqueda por ese encantador sonido, por esa música magistral, la recordaba como si lo hubiese soñado el día anterior.

Sabía que su longitud era envidiada por muchos, media casi cuatro metros para su temprana edad, su color era negro mate y parte de su vientre era de un blanco un poco amarillento, sus ojos del color del cobre mostraban no perdonar nada a su paso.

Espero el tiempo suficiente para tener atrapada a una serpiente de cascabel, no sería la primera que devoraría, odiaba que siempre fuesen tan prepotentes y malhumoradas.

_ Sí respondes a mi pregunta con lo que quiero saber, te dejare vivir._

Expuso como tantas veces, la serpiente de cascabel sabía que mentía, las cobras reales se creían con el derecho de exponer sus términos, cómo y dónde querían, creyendo tener el poder siempre sobre las demás criaturas en la llanura.

_ ¿Cómo encuentro el llamado de la hembra?_

_ Suenas ridículo para ser quien eres._ respondió en burla la serpiente de cascabel, sintió el peligro sobrevivir al ver como la cobra mostraba sus colmillos rebosantes de veneno._ No lo sé, no lo sé…_ miró como él se acercaba y por ello se apresuró a decir._ Pero sé quién podría saber, lo diré si me das tu palabra de dejarme ir con bien._ propuso.

La cobra la observo sin dar crédito a sus palabras, pero aceptando el trato a fin de cuentas.

_ El sapo a las orillas de la ciénaga, dile que te he enviado yo, le he dado mi palabra de no devorarlo y por ello me debe un favor, él te dirá como encontrar el llamado de la hembra._ culminó para sentir como el veneno de la cobra traidora corroía su cuerpo, ni siquiera había muerto cuando empezó a sentir el interior húmedo de su depredador.

Había perdido la noción del tiempo en medio de su búsqueda, pero varias presas le habían confirmado que si alguien podía decirle como conseguir su sueño, ese sería el sapo de la ciénaga.

No era criatura nocturna por lo que espero el amanecer para poder idear algo, encontrar del sapo y lograr sacarlo del agua, necesitaba respuestas.

Usando su sigilo logro apresar a una de sus esposas, su rana favorita, el sapo lo miraba con absoluto terror, sabía que perdería a su rana.

_ Me ha enviado la serpiente de cascabel, dice que le debes un favor, necesito saber, ¿Cómo encuentro el llamado de la hembra?, Sí respondes a mi pregunta con lo que quiero saber, la dejare vivir._ ofreció.

_ Sí me das tu palabra de que no dañaras a rana, ni a mis renacuajos, te diré como encontrar el llamado de la hembra._ sapo sabía que la soberbia de la cobra jamás le daría confianza, pero debía tener fe.

La cobra real asintió en acuerdo.

_ Sigue montaña abajo, hasta encontrar el caudal del río, luego síguelo corriente abajo hasta que te lleve hacía unas construcciones fuera de la naturaleza, dónde reside la criatura llamada hombre, él te llevará a encontrar el llamado de la hembra._ terminó temiendo por la vida de su rana.

Y como lo había previsto, la cobra no había respetado su palabra.

_ No has respetado tu palabra._ acuso el sapo siendo atrapado también por la cobra.

La cobra sonrió internamente con burla, la rana apenas si era un bocadillo ligero, el sapo lo llenaría por lo menos hasta encontrar a la criatura llamada hombre.

_ No respeto a criaturas tan insignificantes como tú, y esa serpiente de cascabel._ espeto con sorna mientras lo engullía prácticamente vivo, sus jugos gástricos harían el resto.

Siguió el camino que le dio el sapo sin rechistar, pensaba en lo ingenuo que habían sido todos a quien había preguntado, estaba tan cerca de hallar el llamado que se sentía feliz.

Encontró las extrañas construcciones hechas con la naturaleza, y por primera vez se sintió totalmente en peligro, acorralado como sólo él sabía hacer, esas criaturas llamadas hombres, lo había rodeado apenas se deslizo hacía uno de ellos en busca de respuesta, no lo comprendían y hasta ese punto entendió que no podía siquiera suplicar por su vida, el sapo lo había traicionado.

Intento en vano defenderse, había notado el cuerpo de uno de sus mismo colgando sin piel mientras se desangraba, maldecía al sapo y a la serpiente de cascabel.

Le dejaron sin vista atrapándolo en una cesta.

No sabía del tiempo que había estado atrapado, pero el sonar del llamado de la hembra lo hizo querer salir de esa oscuridad asfixiante.

Lo dejaron libre, y al instante opto por una posición defensiva alzando gran parte de su cuerpo y desplegando su capucha.

¿En qué momento había creído que encontraría el llamado de la hembra?

A sus ojos un hombre con un artefacto que no hacía más que confundirle con el llamado.

El sonido que soplaba tocaba su piel confundiéndolo en el proceso a medida que se balanceaba sobre su propio cuerpo cosa que la cobra imitaba en busca de no ser sorprendía, puesto ya había sido traicionaba, se preguntaba en medio de todo ello.

¿Por qué no había podido guardar su palabra?, ¿por qué no había podido respetarse a sí mismo?

Ahora lo compendia.

Espero les haya gustado este nuevo intento en realizar cuentos, continuaré subiendo más contenido de este tipo. Feliz Día!
Sort:  


Hello @davidmaldonado!

I noticed you have posted many times since you began your journey on Steemit. That is great! We love active partipants.

I do want to point out that the Introduceyourself tag is meant to be used once only to introduce yourself to the Steemit community. You have now posted 28 times using the introduceyourself tag. Please see this link for more information on Tag Spam?

Please take this into consideration and help build a great platform!

¡Hola! Welcome, davidmaldonado! Best wishes for a very successful journey here in this awesome community :) Enjoy!!

By the way, there are several groups you as a newcomer can join. They will stay with you for your journey, helping and mentoring along the way.

@greetersguild invite link https://discord.gg/AkzNSKx
@newbieresteemday invite link https://discord.gg/2ZcAxsU