Reseña de la película Jojo Rabbit, una sátira sobre el odio

in #spanishlast month (edited)

En octubre del 2019 se estrenó una película llena de controversias titulada Jojo Rabbit escrita y dirigida por el director de origen Maori, Taika Waititi. Una arriesgada sátira sobre la Segunda Guerra Mundial.

La película nos cuenta la historia de un niño de diez años llamado Jojo Betzler que sueña luchar por su país (Alemania) y considera a Adolf Hitler como su héroe. La historia transcurre en los últimos años de la Segunda Guerra Mundial, los aliados están cercanos a la victoria y esto Jojo no lo sabe. La manipulación mediática es tal que Jojo exacerba su fanatismo nacionalista aria que tiene como amigo imaginario al propio Adolf Hitler. Una versión cómica del original ya que es la imaginación de Jojo. Adolf aparece en muchos momentos para darle consejos (no necesariamente útiles) a un atormentado Jojo.

Jojo parte a un campamento de la Juventud de Hitler, que sirve para enseñar a los niños a combatir en el campo de batalla y a las niñas, a hacer cosas de “mujeres”. Después de un tiempo, Jojo sufre un accidente trágicamente cómico que lo obliga a quedarse en casa ya que no es apto para luchar por la heridas que sufrió. Con este reposo forzado, en su hogar llega a descubrir que su madre, Rosie, esconde en el ático a una niña judía llamada Elsa.

Este momento es crucial para un niño de diez años que se le ha lavado el cerebro sobre amar a su patria y odiar a los judíos, los cuales, son puestos como monstruos con cuernos y que poseen poderes del diablo. Cuando conoce a Elsa, todas esas manipulaciones y creencias que tiene Jojo se tambalean y comienza la transformación de Jojo.

Poco a poco Jojo va descubriendo el tipo de persona que es Elsa, todo lo que ha sufrido gracias a la guerra y el odio hacia los judíos, junto con el temor que ella siente del futuro que le espera. Jojo no pude dar crédito a lo que está aprendiendo de Elsa, no hay cuernos ni poderes de control mental -como le habían enseñado con la propaganda nazi- para evitar que se diera cuenta que ella es una humana como él, y que ha sufrido mucho gracias al odio sembrado que ha creado un fanatismo ciego de persecución y asesinato.

Waititi usa de forma inteligente la bromas sobre las creencias e ideales de los Nazis, dejando que la crudeza de la Segunda Guerra Mundial exhiba los temas y emociones más profundas en esta conmovedora historia.

Al comienzo de la película, vemos el mundo desde los ojos de Jojo, el cual, es alegre y saturado de colores. Los personajes Nazis resaltan y hasta son exagerados para proporcionar una especie de el alivio cómico, tal como se presenta el personaje del capitán Klenzendorft (interpretado por Sam Rockwell) como un soldado alemán que ha sido bajado de rango por una herida de guerra y por lo cual, está cansado y molesto, al igual que otros personajes que presentan rasgos  a pesar de portar uniformes que nos deberían dar miedo.

Cuando la ocurre la noticia de que los aliados están avanzando peligrosamente hasta el corazón de Alemania la ciudad donde vive Jojo se da un cambio completo en los colores de la película, de colorido y brillante pasamos a gris y frío, justamente representa el cambio emocional que está viviendo Jojo.

Y ese es el objetivo de la película, de mostrarte una transición del humor goofy a una tristeza desconsolada. De la risa al llanto. Algo que Waititi es capaz de hacer de forma magistral.

El elenco de actores que trabajan en Jojo Rabbit hacen sus papeles a la perfección. Roman Griffin Davis interpreta de forma excelente al ingenuo pero inocente Jojo, con todo los cambios emocionales que va entre comedia y drama. Además hace una gran química con Thomasin McKenzie quien interpreta a Elsa, un chica judia que ha sufrido incontables horrores en su vida y aún así la hace divertida y aguda cuando señala los ideales superficiales de Jojo sin que notemos el cambio. Pero la mejor actuación es de Scarlett Johansson que interpreta a la madre de Jojo; Rosie, una mujer guerrera que está llena de alegría y optimismo que intenta en lo posible ayudar en el crecimiento de su hijo fanático nazi. De todos los personajes adultos que son ciegos a los horrores que el poder de El Eje está causando al mundo, es Rosie la única capaza de ver a través de él y enfrentarlo (algo que no le puede contar a su hijo, eso la mortifica). Por otro lado, quien interpreta al Adolf Hitler imaginario de Jojo no es otro que Waititi siendo el personaje que menos es humanizado e incluso se convierte en antagónico cuando Jojo duda de la que fe que tiene por su héroe.

Con todos esos elementos es posible que sea una elección controvertida a la hora de ser nominados a premios, pero creo que es una película necesaria en la actualidad ya que se adapta bien a los problemas políticos de hoy. Taika Waititi se vale de la fantasía y la fe ciega de un niño para mostrar, en la historia, lo fácil que es manipular a la sociedad para odiar a las minorías, las religiones y/o grupos de personas. Esto lo hacen las naciones y especialmente las personas a través de las redes sociales. Gracias a que se induce el odio acompañada de la ignorancia. Sin embargo, vale la pena abrazar la compasión y el amor en un mundo cruel siempre y cuando venzamos a la crueldad que habita en nosotros mismos.

Mención especial a la actuación de Achie Yater que interpreta el papel de Yorki, la encarnación de la inocencia rodeado de injusticia. Además es demasiado adorable de ver.

Una película que merece todos los premios del mundo y que debe ser vista por todos. Excelente trabajo de Waititi.

Fuente: Todas las imágenes fuero sacadas de Imdb.com

Sort:  

A great film without a doubt. Just like you said, Waititi's capable of mixing up his comedy with more emotions. Have you seen his 2010 movie 'Boy'? Another nice work

Unfortunately I have not seen "Boy" but I'll see it. Thank you for your comment and recommendation.

Coin Marketplace

STEEM 0.17
TRX 0.03
JST 0.022
BTC 17145.09
ETH 518.65
SBD 1.12