Conversaciones en la Hoguera del Conocimiento // Primera Parte — 6. Los sueños privados

in #spanish2 years ago (edited)

Queridos amigos Steemianos,

Es un placer para mí acercar un nuevo capítulo de mi libro iniciático «Conversaciones en la Hoguera del Conocimiento».

En este capítulo abordamos la percepción que tenemos de los demás y cómo esta percepción influye en en 'el otro'.

Como siempre, todo comentario es bienvenido.

Conversaciones en la Hoguera del Conocimiento

Primera Parte

6. Los sueños privados

 
— En ocasiones me parece que pierdo mi identidad. Dependiendo de con qué persona y en qué situación me encuentre, siento que soy un personaje diferente cada vez. ¿Qué quiere decir esta sensación?

Las personas necesitan definir las cosas. Y a las personas. Así que tú, en cada persona eres un ser diferente. Sin embargo, tú no eres ninguno de todos ellos, ni su suma.

— ¿Quién soy, entonces?

Tú eres lo que Eres.

  »La gente decide que tú eres bueno o malo, guapo o feo.

  »A veces decís: ‘Yo, con cada persona me relaciono de una manera diferente’. Eso es porque con cada persona te acoplas a su sueño de ti.

— Pero es que con cada persona tengo un tipo de relación diferente.

No es que esto esté mal. Es que es fantasía. Vívelo como fantasía en un terreno práctico, si quieres, pero ¡no te lo creas!

  »A veces, la gente decide que eres gracioso, te trata como tal y te sale la vena graciosa. O decide que eres aburrido, ¡vale, que saque entonces tu estado más monótono! Pero solo si quieres y te apetece. Tú no eres eso. Eso es lo que es aquel que vive en la mente de otro y el otro identifica contigo.

— ¿Es peligroso este proceso?

Nada de todo esto es demasiado peligroso, más allá de que implica que el que lo vive está dormido, por lo tanto es zarandeado por los diferentes sueños de los demás.

— ¿Y si alguien decide, por ejemplo, que uno es un asesino?

A veces ocurre que alguien decide que tú eres un asesino y te va aniquilando.

  »Si lo crees, te habrás puesto en sus manos, estarás viviéndote como lo que no eres e irás muriendo convencido de que ése es el castigo justo a tus ‘asesinatos’.

  »¡Pero, mucha atención! Del mismo modo, habrá gente que te quiera convertir en su asesino, porque le han hecho creer anteriormente que él te mató, con la intención de equilibrar su ‘error’.

  »Pero tú no eres nada de todo eso. Tú no has hecho daño a nadie. Como mucho, la imagen que alguien tiene de ti le hace daño. Nada más.

  »Y no olvides que, del mismo modo, a ti nadie te ha hecho, te hace ni te hará daño.

— Supongo que ahora lo difícil es reorganizar estas visiones erróneas que ya tenemos integradas. Sobre todo el rencor a ciertas personas que sentimos que nos han hecho daño con su visión de nosotros

Pues entonces ya puedes ir deshaciendo rencores, porque son un ataque contra una imagen que está en ti. Por lo tanto, es un ataque hacia ti mismo.

  »Tú no le has hecho nada malo a nadie. Únicamente a ti mismo. Así que olvídate de creer que tienes ningún tipo de deuda vital con nadie, por más que esa persona te persiga con lágrimas, con rencores, o con reproches.

  »Esa persona está enferma, porque está equivocada y busca depositarlo en ti.

  »Si esa es su manera de solucionar su enfermedad, tú no eres su medicina.

  »Tú eres libre. Simplemente has ‘hecho’, y lo que has hecho repercute en ti. En esa persona sólo repercuten sus propios actos.

— ¿Cuál es el comportamiento hacia esa persona que más me beneficiaría adoptar ahora que ya entiendo la trampa?

Aléjate de ella si esa es su forma de relacionarse contigo y no olvides que, aunque ella no lo sepa, tú no le tienes que pagar nada.

  »Pero a ti mismo te lo debes todo Tú.
 
man-1483479_1920.jpg
Imagen

  • El Capítulo anterior lo puedes encontrar aquí.
  • Introducción e Índice del libro, aquí

- Firma Steemit Dcha Graciela .png

Sort:  

Interesante, llenarnos de pensamientos positivos siempre es la opción primordial. Así uno tendría sueños mas cordiales y para nada insólitos.

Así es, @universoperdido.
Gracias por tu lectura y comentario.

De acuerdo! Suerte con ese libro, espero que muchas personas lo lean, lo aprecien y lo aprehendan!

Muchas gracias, amiga. ¡Que tengas un precioso día!