CONCURSO DE BIOGRAFÍAS SEMANA #02 /Un escritor versátil: @acostacazorla

in #writingsnreviewlast month (edited)
Tenía tiempo sin motivarme a escribir. Sin embargo, al ver este concurso sentí el deseo de hacerlo. En tal sentido, agradezco a @belenguerra y @fendit por la oportunidad.

No fue fácil seleccionar a un personaje para hacer esta biografía, pues hay mucha gente a la que admiro por una u otra razón. De modo que lancé los dados y el seleccionado fue Carlos del Valle Acosta Cazorla (@acostacazorla), miembro de esta red, y escritor versátil en todos los géneros literarios: ensayo, poesía, cuento, novelas, dramas y su especialidad: la décima espinela. Aquí daré muestras de esa versatilidad.

20200817_185514.jpg

Carlos del Valle Acosta Cazorla nació en Carúpano el 4 de noviembre de 1955, hijo de Francisca Cenovia Cazorla, costurera de oficio, y de Víctor Ramón Acosta Gaspar, zapatero y experto hacedor de décimas; arte que le inculcó a su hijo desde pequeño. Además es padre de Víctor Manuel Acosta Merciett, su motivo de lucha diaria.

Carlos ha participado en algunos concursos literarios organizados en Venezuela, resultando ganador en "Esta tierra de Gracia", organizado en Cumaná, con su libro de cuentos Me estoy tranquilo y en la Bienal Julián Padrón, organizado en Maturín, estado Monagas, con la novela Chacho: el cuento de una historia prometida; ambas obras fueron publicadas.

image.png

image.png

Hace dos años su hijo partió hacia el sur, como muchos venezolanos en búsqueda de esperanzas. En medio de su dolor escribió este poema para un concurso organizado por @willins llamado "Tu voz poética". Aquí la muestra:

El poema se llama "Una flor en tu equipaje" y dice así:

image.png

Carlos también ha escrito cuentos breves y otros no tan breves, aquí uno de los más recientes:


Fuente

El culebra

Le dijeron que no saliera, que esa ciudad era peligrosa de noche; en verdad no le daba miedo, en su barrio había aprendido a defenderse desde niño, por algo lo llamaban "el culebra", pero desde que nació Miguel había prometido ser otro, y estaba cumpliendo de verdad.

Por eso se vino rodando desde tan lejos, como un perro que olfatea la salida de la trampa de la vida, buscando aire, una vida diferente a la de él para Miguelito.

Pero no aguantó el encierro y salió a la superficie, con su Biblia debajo del brazo, mostrando a aquel mundo de desconocidos su cara de hombre recatado por Dios.

Ya venía de regreso cuando sintió unos pasos tras él, no volteó; eran pasos lentos pero ágiles; la próxima esquina estaba cerca, si llegaba allí podría correr, pero no, sabía por la sombra que dibujó la bombilla frente a él, que no tendría tiempo.

Vino a su cabeza el rostro de su hijo, los maltratos en las fronteras, las palabras del pastor en el templo y sus días en el barrio cuando lo llamaban "el culebra", todo eso se le revolvió en menos de un segundo.

Se detuvo bruscamente; una voz de hombre, fina, con acento sureño le dijo: "Dame lo que tengás, si no te morís".

Subió ambos brazos, dejó caer la Biblia; eso hizo que el hombre bajara la mirada un instante al sueldo.

Al día siguiente todo el mundo hablaba del asesinato de un delincuente buscado desde hacía mucho tiempo "Murió de cinco puñaladas, dijo la policía, por eso pensaban en un ajuste de cuentas".

En el templo, en silencio, él escuchaba las palabras del Pastor "Dios es nuestro salvador", cerró los ojos para orar, y sintió la mano de Dios en su bolsillo derecho.

Ya he dicho que el hombre tiene gran maestría para hilvanar décimas. Aquí una muestra de su especialidad:


Fuente

En una mañana mansa
Como mirada serena
Estaban en cuarentena
El Quijote y Sancho Panza.
Blandió El Quijote su lanza,
Mirando para el camino.
Dijo entonces con atino:
"No hay virus que me detenga,
Si quiere pelear que venga
Le mostraré su destino".

Le mostraré su destino
A ese Covid-19
Aunque mucho se renueve
Emulando al mejor vino,
vestido en traje de lino,
Tratando, pues de mutar,
Yo sí lo voy a matar
Como si fuera un dragón,
En eso soy un campeón.
No lo vayas a dudar.

Además ha escrito ensayos. Veamos este que escribió para una publicación quincenal llamada "Citarios", que coordinaba @equipocardumen, en esta red hace cierto tiempo: William Ernest Henley/ Citario del Cardumen, n° 2/ @acostacazorla

image.png

Fuente

Texto en español. Invictus

Más allá de la noche que me cubre,
negra como el abismo insondable,
doy gracias a los dioses que pudieran existir,
por mi alma invicta.

En las azarosas garras de las circunstancias
nunca me he lamentado, ni he pestañeado.
Sometido a los golpes del destino
mi cabeza está ensangrentada, pero erguida.

Más allá de este lugar de cólera y lágrimas,
donde yacen los horrores de la sombra,
la amenaza de los años me encuentra,
y me encontrará, sin miedo.

No importa cuán estrecho sea el portal,
cuán cargada de castigos la sentencia,
yo soy el amo de mi destino:
Soy el capitán de mi alma.

La soledad de las casas me estaba dejando sin fuerzas; el canto universal de los grillos ganaba espacio en la escena; los saludos de mis vecinos y el calor de la cueva agonizaban. Se iban apagando las estrellas.

Pero me venía defendiendo a diario refugiándome en mi mejor armadura: mis poetas, mis escritores, mis libros.

Retomaba una lectura cien veces abrazada; la sacaba de las sombras; entonces recobraba fuerzas, me reía, jugaba con los sapos y grillos noctámbulos y cantaba mi canción de esperanza.

Se iba un juglar. Me refugiaba en los parques y en los campanarios como me decía Nazoa.

Se iba un investigador amigo, y amanecía leyendo a Marc de Civrieux.

Se fue mi primera novia en un barco velero y me escondía en un viejo poema de adioses de Andrés Eloy Blanco.

Así fui navegando sobre el mar turbulento de estos tiempos, cita a cita, texto a texto.

Entonces me tocó ver partir a mi hijo hacia el sur, con un equipaje diminuto, con el pecho retumbando de valor, con ojos tan grandes que se negaron a las lágrimas, buscando una puerta entre el desierto y el mar más profundo y quieto.

Se fue.

Caminé por mi ciudad, parecía no haber más citas. Más libros amigos.

Pero la misma noche salvadora me mostró el rincón donde viven felices las arañas; de ese espacio olvidado de mi biblioteca emergió la figura de William Ernest Henley.

–Epa, hermano –me dijo – ¿No me das una oportunidad a mí? ¿A este olvidado poeta, pata de palo?

Me monté en una silla y lo bajé de allí; le quité el polvo, lo senté en una mecedora frente a mí, y adorné la mesa de centro con una botella de ron.

Mi voz no se hizo esperar solícita y triste.

–La situación está dura, William, ya no quedan fuerzas; la tristeza me está ganando el paso, me siento derrotado.

–¿Estás derrotado? –me dijo, acariciando su luenga barba, tomó un trago largo y continuó:

–Entonces tu alma está derrotada, amigo mío.

–¿Mi alma? ¿Por qué mi alma? Se trata de las circunstancias: la diáspora, la soledad de las calles y las casas.

–No –respondió con firmeza–. No ha habido tiempos malos ni enfermedades que me dobleguen. La tuberculosis no pudo conmigo ni la cárcel con “Nelson”. Ni la mutilación detuvo mi paso.

No ha habido circunstancias que me hayan hecho lamentar los golpes del destino. ¿Cuántas veces he estado ensangrentado, pero siempre de pie?

Me quedé un rato en silencio. Luego las palabras salieron solas:

–¿Será que soy un cobarde, que no tengo carácter?

–No es eso –me dijo apoyándose en su bastón y poniéndose de pie.

Su pata de palo sonaba nítida en la sala, la luz extendía su sombra larga y firme.

–No es que seas un cobarde, solo que no has tomado con fuerza el timón de tu barco; entonces las corrientes y la brisa te mueven a su antojo.

–Repite conmigo: “Soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma”.

Chocamos las copas, lo acompañé hasta su apartado rincón y allí se quedó dormido, rodeado de su atmósfera invicta.

Desde esa noche, nunca más fui el mismo. Dentro de mi pecho sigue resonando la frase. Os invito a que la repitan conmigo: “Soy el dueño de mi destino, soy el capitán de mi alma”.

Y ya para cerrar les muestro un guion teatral que escribió a propósito de un concurso organizado acá por @mllg y @leveuf; en el cual recibió un reconocimiento especial:


Fuente

Personajes: Jhon y Gudiño

ACTO PRIMERO

Terreno en las afueras de una ciudad. Dos policías (Jhon y Gudiño) están sentados uno frente al otro bajo un árbol.

Jhon. —(Ansioso) Habla, habla, ¿para qué me hiciste venir tan lejos?

Gudiño.—Lo que voy a decirte es muy importante y beneficioso para ti. Y de alguna manera para mí también.

Jhon. —Entonces habla rápido, que ya me estás poniendo nervioso.

(Gudiño se pone de pie y va hasta el proscenio, quedando de frente al público).

Gudiño.—Yo pertenezco al Cartel del Caribe.

Jhon se pone de pie en un salto, va hasta Gudiño y lo encara.

Jhon.—Repite lo que dijiste, debo haber escuchado mal.

Gudiño. —Lo que oíste, Jhon, soy uno de ellos, hasta hoy tendrás compañero, se acabó la dupla más famosa del Departamento. Me entregaré hoy mismo.

(Jhon hace silencio, se dirige nuevamente a la silla, Gudiño hace lo mismo)

Jhon. —¿Por qué? ¿Desde cuándo?

Gudiño. —Desde siempre, desde que me conozco. ¿Por qué? Eso sí no lo sé, podría decir que está en mi sangre.

Jhon. — No puede ser. Eres el ejemplo del Departamento. Se podría decir que casi eres una leyenda.

Gudiño.— (Poniéndole una mano en el hombro a Jhon) Esa es una historia muy larga, Jhon, y es muy tarde para contártela.

Jhon. — ¿Pero, por qué ese empeño de entregarte ahora?

Gudiño. (Le quita la mano del hombro. Hace un silencio largo, se quita el sombrero, saca un cigarrillo, lo enciende, apaga el cerillo con fuerza, lanza una larga bocanada, la contempla por un rato) —Estoy viejo, Jhon, cansado. No soporto más esta doble vida, prefiero pasar los últimos días que me quedan en la cárcel.

Jhon. —¿Por qué dices que yo me beneficiaré con eso?

Gudiño. —Tú me descubrirás y me entregarás.

Jhon. (poniéndose de pie) —¿Yo?

Gudiño. —Sí, tú cobrarás la recompensa.

Jhon. —Estás loco. Te interrogarán. Todo el mundo me verá como un sospechoso. Podrían salir a flote los negocios que hemos hecho. No, Gudiño, no es tan fácil, tú lo sabes bien.

Gudiño. —Todo está arreglado, he cubierto todos los detalles, aparte de la recompensa (poniéndole un maletín en su mano) todo esto es para ti.

Jhon (Abre el maletín y mira con asombro su contenido) —Es mucho dinero, una fortuna.

Gudiño. —Es todo tuyo. Yo estoy en la policía antes de que tú nacieras. Allí no confío en nadie, solo en ti, Jhon; yo te entrené, te enseñé todo lo que sabes. Sé que te harán la vida imposible cuando no esté contigo, por eso arreglé todo; en unos pocos días te despedirán.

Jhon. —Sí es verdad, Gudiño, tú me enseñaste a no confiar en nadie.

(Gudiño deja caer el cigarro al piso, lo pisa con fuerza, le entrega su pistola a Jhon, y se lleva las manos a la espalda. Jhon saca las esposas y se las coloca a Gudiño).

Gudiño—Diles que traté de escapar, golpéame fuerte en la cabeza (Gudiño cierra los ojos y baja la cabeza esperando el golpe).

(La luz del escenario comienza a desvanecerse, solo una luz fuerte los enfoca a ambos. Suena el teléfono celular de Jhon, este lo toma apresuradamente. Gudiño voltea extrañado)

Jhon. —Aló, sí, diga. Sí, muy bien, copiado, afirmativo.

Gudiño.—¿Qué pasó? ¿Quién llamó?

Jhon. —Nada importante, llamada de rutina.

(Gudiño voltea de nuevo y vuelve a bajar la cabeza. Jhon guarda el celular, toma su pistola y la acerca a la nuca de Gudiño. Lo apunta con firmeza. Se apagan bruscamente las luces y baja el telón. Se escucha un disparo).



Carlos (@acostacazorla) continúa publicando en esta red, quizás no con la vehemencia de tiempos pasados, pero tal vez con esta publicación se anime a continuar dándonos muestras de su prolífica pluma. Por ello agradezco la oportunidad que @belenguerra y @fendit nos brindan para dar a conocer personas admirablemente talentosas.

Si deseas participar en este concurso aquí la información

Sort:  

Gracias por ser tan sistema solar.
Había cosas que ni siquiera recordaba haber escrito.
Reviví el poema que escribí para Víctor y se me vino a los ojos el día en que lo dejamos en aquel taxi blanco camino al sur, norte que jamás pensamos para él, ya casi hace dos años y el poema está fresco en el corazón.
Casi todas las otras cosas creo que la he escrito por ti, o para ti, que eres la inspiración de mi vida.
Tu post me recuerda también tu talento para que escribir, tesoro que casi no sale del cofre.
Me entusiasma a escribir por aquí, contigo, para siempre.

Un reconocimiento justo y pertinente. Para mí, eres uno de los mejores escritores que he leído; aleteo de mariposa que roza el universo y lo hace retumbar.

Que belleza de publicación, me encantó!
Muchisimas gracias por participar y homenajear a @acostacazorla de esta forma tan hermosa!!

@fendit, gracias por tu lectura y comentario. En verdad, @acostacazorla es un hombre talentoso y multifacético, además es un excelente ser humano. Quizás no esté muy bien visto que siendo yo su compañera de vida le hiciera este reconocimiento, pero lo hice, porque él se merece eso y más. Me di cuenta que soy tu seguidora número 100 y eso también me da alegría. Te leeré, porque pienso retomar mi actividad en esta red con ánimo y constancia. Saludos.

Hola @solperez. Veo que tienes gran admiración por @acostacazorla Carlos Acosta. También, yo lo veo como uno hombre multifacético con muchos talentos. Creo que la cualidad que más admiro es su bondadoso corazón. Buena publicación!

Tienes razón, @marcybetancourt, ese es su mayor atributo; y es un honor vivir con una persona a la que se le quiere y admira. Gracias por haber compartido esta publicación. De verdad disfruté mucho escribir sobre @acostacazorla. Saludos.

Mi querida @solperez. Qué belleza de biografía. El poema que ya lo había escuchado antes y me emocionó como la primera vez. Es que @acostacazorla es un gran personaje y tú supiste mostrar su esencia. Gracias por compartir ese hermoso trabajo y mucha suerte en el concurso.

Gracias, @evagavilan, al igual que tú sentí ese poema con más fuerza que nunca. Un abrazo.

Saludos a la autora y al protagonista.
Conocía de su habilidad, pero ha sido una sorpresa lo variado de su obra, ignoraba que se trataba de un autor publicado y premiado.
Reciban mis mejores deseos de paz, salud y abundancia.

Gracias por su lectura y comentario, amigo querido, pues sí, el hombre se aplica. Es un gusto tenerlo de visita por mi blog. Trataré de ser más productiva. Aunque todos lo lunes digo lo mismo, jajaja. Un abrazo.

Coin Marketplace

STEEM 0.16
TRX 0.03
JST 0.026
BTC 12934.96
ETH 414.10
USDT 1.00
SBD 1.00